INICIO > VEHICULOS EN Venta > PORSCHE 928 S4 (1988)
PORSCHE 928 S4 (1988)

PORSCHE 928 S4, Año 1988, Color exterior: Negro, Interior: Negro, Carrocería: Coupé, Puertas 2, Plazas: 4, Motor: V8 32 Válvulas, Potencia Máx: 320 cv a 6000 rpm, Par Máx: 430 Nm a 3000 rpm, Transmisión: Manual 5 Velocidades, Kilometraje: 157.550 Millas, Combustible: Nafta.

Marca:
Porsche
Modelo:
928 S4
Año:
1988
Color exterior:
Black
Interior:
Cuero Negro
Carrocería:
Coupé
Puertas:
2
Plazas:
4
Motor:
V8 32 Válvulas
Potencia:
320 cv a 6000 rpm
Par máximo:
430 Nm a 3000 rpm
Transmisión:
Manual de 5 velocidades
Kilometraje:
157.550 Millas
Combustible:
Nafta
Precio:
U$S 150.000

Cuando en Alemania presentaron el 928, este se esperaba como un reemplazo del más pequeño y menos refinado 911. Con el paso de los años, hemos podido ver como el último modelo ha crecido y desarrollado su nombre a lo largo de la historia y, salvo catástrofe, seguirá haciéndolo, mientras que el 928 tan solo tuvo un periodo de vida de 18 años.

Este modelo en concreto, al tratarse de uno del 88, presenta algunos cambios respecto a versiones previas, como pueden ser los faldones laterales o como el spoiler delantero se integra en la carrocería. Además, el alerón trasero se vuelve una pieza separada del coche.

El interior cuenta con distintos elementos que hacen de él un coche lujoso para los años en los que se comercializaba: asientos y puertas eléctricos de cuero, aire acondicionado, control crucero, techo solar y stereo con pasa casette.

Ciertamente, el manejo y el comportamiento son una auténtica y agradable sorpresa; pero la auténtica quintaesencia de este coche está en su mecánica y, en consecuencia, en sus prestaciones. Un motor de 5 litros es algo que en Europa se ve muy poco, y 320 CV, todavía menos. El motor es, arquitectónicamente, el doble del 944 S, lo que ocurre es que está algo menos apretado de compresión, y con una distribución menos cruzada.

La transmisión tiene unas relaciones bastante cerradas y de desarrollos correctos; el motor pasa de 6.000 rpm en 5ta cuando se va a tope. Naturalmente, como el desarrollo en sí mismo es francamente largo, una marcha de crucero normal (y lo que en este coche puede entenderse por normal está en el ánimo de todos) se realiza a un régimen absolutamente descansado. Como en el 928, la caja de cambios va por delante del diferencial, y no colgada, como en los 924/944. Tiene relación directa, que es la 5ta, y su parrilla tiene la misma disposición que en las cajas BMW de tipo deportivo.

Por cierto que, hablando de BMW, aquí tenemos un coche que supera en prestaciones a los M de 24 válvulas, ya sean de la serie 5 ó 6 (que andan prácticamente igual entre sí). Vamos, una auténtica bomba. En velocidad punta supera al mejor de los M en casi 15 km/h; en aceleraciones, 2/10 de 0 a 100; medio segundo en los 400 metros y 7/10 sobre el kilómetro; la salida del kilómetro lanzado se hace a 17 km/h más rápido.

Si se quiere viajar rápido, seguro, confortable y a gusto, el coche es éste, si somos clientes de Porsche. El 911 Turbo tiene el mito y una mecánica gloriosa, pero la conducción bajo criterios modernos, y la tecnología, están del lado del 928 S 4.